Ruta de Letona

 
Titulo: Paseo por Letona.

Longitud del recorrido: 9.382 metros.

Desnivel: desnivel máximo de 307 metros.

Tiempo aproximado del recorrido:
- Ida: 2h 55’
- Vuelta: 2h 55’

Dificultad:
- A pie: media. Es un recorrido de tipo montañero, con marcadas pendientes y con un tramo de la ruta que discurre por un cresterío.
- En bicicleta: alto. La senda es 80% ciclable El recorrido presenta un fuerte desnivel y un tramo discurre por una estrecha senda en una zona escarpada.

Época recomendada para hacer el sendero: Este atractivo recorrido se puede realizar en cualquier época del año. No obstante el camino Zarandona no es recomendable transitarlo en épocas de fuertes lluvias o deshielo, ya que en algunos tramos el río invade el camino.

Descripción

El recorrido se inicia en la calle San Bitor de Letona, que más adelante se convierte en un camino que va ascendiendo suavemente entre encinas carrascas, que crecen sobre un suelo esquelético, acompañadas de enebros, lavandas, brezos, etc. El camino se bifurca en dos, siguiendo por el de la derecha, que es un sendero más estrecho que nos conduce sin pérdida a los pies de la ermita de San Víctor.

De la Landa de San Víctor, donde se encuentra el mojón M-10 del Ayuntamiento de Zigoitia, parte una senda que da acceso a la ermita y dos caminos. Se continúa por el de la izquierda dejando las sendas que nacen a derecha e izquierda hasta llegar a la Llana, donde se toma una senda a la derecha al pie de un árbol de gran porte con el cartel del coto de caza (VI-10178 / LA LLANA 1). Esta senda se adentra en un encinar cerrado para continuar después por un bonito cresterío.

Desde la ermita de San Víctor el recorrido va siguiendo la línea de mojones que limita Zaitegi con Letona primero, con el municipio de Zuia después, para continuar marcando el límite con el municipio de Vitoria-Gasteiz. En el cresterío el recorrido pasa por el mojón nº 3 (Zaitegi-Letona), situado en lo alto a la derecha. En Zaraube, cerca del mojón nº 2 la senda se une con un camino que se sigue hacia la izquierda, ascendiendo hasta una explanada cuyo punto más elevado se corresponde con el buzón de Armikelo, que con sus 887 metros es una de las cimas más altas de la sierra de Arrato. Se continúa por el camino que pasa junto al buzón.

Una vez que hemos disfrutado de las fabulosas vistas que nos ofrece la cima de Arkimelo, se sigue hacia la derecha y un poco hacia atrás para buscar el cierre de ganado que quedaba a la derecha en la subida a Armikelo. Una vez localizado el cierre hay que descender por una senda que discurre paralela a la izquierda de dicho cierre. Por esta senda se llega hasta un collado donde es habitual ver vacas y yeguas, y en las épocas de buen tiempo rebaños de ovejas también.

Desde el collado que forma una pequeña campa se continúa hacia la izquierda, sin cruzar la alambrada y por la izquierda de ésta. Un poco más adelante parten tres caminos de los cuales se toma el de la derecha (al lado de la alambrada). Unos metros más adelante este camino se separa en dos, pudiendo seguirse cualquiera de ellos ya que se unen más adelante. Se continúa el descenso entre encinas carrascas hasta la entrada a un prado, donde se encuentra un cruce de caminos en el que se coge el de la izquierda para bordear dicho prado. El camino conocido como Zarandona sigue el curso del arroyo, que en época de estío se seca, cruzándose y confundiéndose con él repetidas veces. En uno de estos cruces el camino se une con el GR 25 que viene desde Apodaka. Sus marcas nos devuelven de nuevo al punto de inicio entrando en Letona por el este, por la calle Larra que nos conduce hasta la iglesia y el palacio torre.
Imágenes: portada_letona

Lugares por donde pasa la ruta:
Letona. La iglesia parroquial de San Andrés es de planta rectangular, con una sola nave y con capillas a ambos lados, dedicadas al Santo Cristo y a San Sebastián, hoy de la Virgen del Rosario. En esta última fueron enterrados personajes ilustres de la familia fundadora López de Letona y del maestre de campo don Agustín Iñiguez de Zárate. La torre fuerte de Letona se cree que fue construida a finales del siglo XVI y principios del XVII sobre la torre medieval de Argachaga, por don Juan López de Letona y doña Catalina Ruiz Hurtado de Mendoza.
La torre es de base rectangular, con planta baja y dos pisos. Luce en su fachada sur dos escudos, uno de los López de Letona y otro de los Zárates y Hurtado de Mendoza. Se encuentra rematada por 4 almenas en sus vértices. La torre se encuentra unida al palacio por su cara norte. Este es de planta rectangular. Imágenes: letona_06, letona_08, letona_09

Carrascal. La encina carrasca recubre con un perenne manto verde las laderas pedregosas y con suelo pobre y poco profundo, de la sierra de Arrato, protegiéndolas frente a la erosión. Estos encinares acogen a mamíferos como el zorro, el jabalí o el tejón, y a otros más pequeños como la musaraña común, el lirón careto o el ratón de campo. Entre las aves hay un amplio abanico como el mirlo, el chochín, el pinzón vulgar, o rapaces como el águila culebrera o el gavilán. Imágenes: letona_02

Ermita de San Víctor. En el lugar que ocupan hoy en día los restos de la ermita, se levantaba el castillo de Zaitegi. Esta fortaleza, que está documentado desde finales del siglo XII, tenía una función claramente defensiva, al dominar desde su posición estratégica accesos principales a la Llanada, a Zuia y a Zigoitia. Imágenes: letona_04, letona_12

Armikelo. Junto con la cima del Arrato constituye la mayor altura de la Sierra de Arrato, que se eleva sobre el valle de Zuia, en las últimas estribaciones del Gorbeia y a los pies de la Llanada, por lo que se puede disfrutar de unos bonitos paisajes y panorámicas. Imágenes: letona_05, letona_11, letona_13, letona_14