Extenso hayedo

 

Estas condiciones climáticas, y la orientación de la sierra de Arangio, han favorecido el desarrollo de un hermoso y extenso hayedo en la falda noroeste y oeste de esta sierra, siendo la formación vegetal más representativa del parque en territorio alavés.

También se ha dejado notar la influencia del hombre en la composición forestal de esta zona, ya que la prolongación hacia el este de los límites del parque (hacia Belamendi, 836m.) está totalmente ocupada por repoblaciones de pino.

La composición vegetal del parque en su vertiente alavesa se completa con extensos pastizales, mezclados con matorral (aulagas), que ocupan las laderas y los crestones de los roquedos calizos que forman la sierra de Arangio. La erosión sobre estos montes calizos (karstificación) ha originado una orografía escabrosa y abrupta, sobre la que se han desarrollado multitud de cuevas, simas, etc. En su conjunto, ofrece un paisaje espectacular, sobre todo, en su orientación hacia el valle de Aramaio, con grandes paredes rocosas, apenas provistas de vegetación, que lo cierran y protegen. Esta peculiaridad paisajística ha motivado que este valle se conozca como "la pequeña Suiza", por recordar, a otra escala, las crestas y valles alpinos.